Andrea Milano colección 2018 Guía para elegir gafas de sol

Estás pensando en comprar: Andrea Milano y su colección 2018.

Andrea Milano y su colección 2018Las gafas de sol son uno de los mejores accesorios para estar a la de moda. Son geniales para ayudarte a crear una imagen única. El estilo que elijas dependerá realmente del gusto, la edad y la forma de tu cara. Sin embargo, no importa cuál estás pensando en comprar, es indispensable optar por el par que sea de la mejor calidad posible. Es lo que te aconseja Andrea Milano y su colección 2018.

A continuación, te daremos algunas sugerencias para lograr elegir gafas de sol de calidad. Estar alerta a los efectos que causa un par de estas, es muy importante cuando estés  buscando algunos nuevos modelos. He aquí las siguientes recomendaciones.

Protección contra los rayos UV

Uno de los principales contribuyentes a las enfermedades oculares, es la radiación ultravioleta. Por eso, es importante elegir un par de gafas de sol que te protejan del efecto nocivo de los mismos. El hecho de que los cristales tengan un color oscuro no significa que estés segura.  Comprueba la clasificación antes de adquirirlas.

De qué están hechas las gafas de sol

En general, cuanto más pesadas sean las gafas de sol, mayor será su calidad. Y debes asegurarte de que el material del que están hechas durará mucho tiempo y resistirán los constantes golpes que normalmente reciben.

Diferentes Tintes

Los tintes son los colores que se aplican a las gafas de sol para ayudar a reducir la luz que entra en contacto con los ojos. El tono en particular que elijas dependerá de tu gusto. Sin embargo, cada uno tendrá un efecto diferente sobre el brillo y el resplandor percibido, lo que distorsionará el color en varias formas.

Por ejemplo, aquellas gafas con tonos grises pueden reducir el resplandor y no distorsionan el color. Pero los cristales amarillentos, agudizarán la visión percibida. Estas son ideales para aquellas personas que deben pasar largas horas en el ordenador.

¿Polarizadas o no polarizadas?

Las gafas de sol polarizadas reducen el resplandor de la luz que rebota en las carreteras y el agua. Generalmente son preferidas por las personas que conducen mucho durante el día o van en bote. Si es una de estas, puede que quiera tenerlas.

Andrea Milano y su colección 2018– Gafas de sol a la moda

Existe algo casi mágico que hace que las gafas de sol sean artículos esenciales y casi imprescindibles para las féminas en los últimos años. No solo son inmensamente prácticas, ofreciendo protección contra los peligros del sol, sino que son un accesorio de moda muy versátil. Están disponibles en una amplia gama de estilos, colores y precios para adaptarse a todos los bolsillos.

En otro sentido, dada su popularidad en todo el mundo, la elaboración de gafas de sol se ha convertido en una industria muy lucrativa, pero altamente competitiva.

Aunque al presidente, Benjamin Franklin, a menudo se le atribuye la invención de las gafas (fue él quien creó la lente bifocal en la década de 1780), las primeras que fueron hechas especialmente para la lectura, se desarrollaron en Italia ya en 1260.

Las personas, estaban fascinadas por todos los elementos ópticos a lo largo de los siglos siguientes, entonces, a mediados del siglo dieciocho, el científico británico James Ayscough estudió  las propiedades del vidrio tintado y la posibilidad de que fuese utilizado para mejorar la visión deteriorada.

A pesar de su éxito, no fue sino hasta 1929 que la idea de que las gafas filtraran los rayos del sol fue considerada seriamente. En ese momento, la compañía óptica de Estados Unidos, Foster Grant, desarrollo aún más la idea y finalmente, más tarde ese mismo año, se vendió el primer par de gafas de sol en una tienda de Woolworth, en el paseo marítimo de Atlantic City.

Reconociendo que la nueva tecnología podría ser beneficiosa para sus pilotos, el cuerpo aéreo del Ejército de los Estados Unidos pidió a otra compañía reconocida, Bausch & Lomb, que desarrollara gafas que protegieran los ojos de los peligros del deslumbrante sol al volar.

Fue la compañía estadounidense de gafas Ray-Ban, quien realmente aceptó el concepto. En 1936, utilizando los nuevos cristales polarizados disponibles y una montura ancha que ofrecía máxima protección contra el brillo de un tablero de instrumentos, esta empresa produjo una lente que cohibía la entrada de los rayos solares hacia los ojos.

Tres años más tarde, este modelo de gafas de sol tan popular entre los pilotos, se puso a disposición del público estadounidense y los Ray-Ban ‘aviadores’ salieron al mercado, siendo un éxito contundente que se mantiene hasta hoy.

Así mismo, a medida que los estadounidenses alcanzaban la mayoría de edad, también lo hacían sus gafas. A lo largo de los años de la guerra, Ray-Ban continuó su asociación de trabajo con la fuerza aérea, creando el modelo Gradient que lograron ser altamente prácticas y estar a la moda al mismo tiempo.

Había algo mágico en ese modelo americano, que hacía brillar a quienes las usaran, aún más, si lo combinaban con una chaqueta de vuelo de cuero marrón. Entonces Ray-Ban acababa de hacer unas gafas de sol atractivas.

En los años 50, las gafas de sol se convirtieron en algo más que una simple protección ocular. Llevadas por celebridades famosas en Las Vegas y Hollywood, estas estrellas cuyos movimientos fueron escudriñados y emulados en todo el país, hicieron de este elemento un accesorio de moda y las empresas existentes crecieron junto con la demanda, creando nuevos diseños y coloridos marcos, que se comercializaban para las mujeres en particular.

Del mismo modo, manteniéndose al tanto de la tecnología de la era espacial, la compañía Ray-Ban desarrolló modelos irrompibles en la década de 1960 y la popularidad de las gafas de sol continuó aumentando cuando un icono de la moda, como lo fue Jackie Kennedy era vista a menudo con esta marca y modelos de gran tamaño.

Desde entonces, la pantalla plateada de las gafas de sol se convirtió en una parte esencial del vestuario de cualquier actor, con estrellas de cine como Peter Fonda y Audrey Hepburn, interpretando personajes interesantes, que usaban estos accesorios que eran capaces de esconder sus ojos del público y seguir siendo convincentes.

Después, esta compañía continuó desarrollando nuevos estilos y diseños en las décadas de 1970 y 1980. Su modelo’Wings’ fue, de hecho, un precursor de las gafas modernas y de medio marco de hoy en día. En la era de los programas de la policía de la televisión americana, como Starsky & Hutch, y Chips, los anteojos espejados que eran tan populares en la década de 1940, reaparecieron.  Ray-Ban ya era retro.

Con estilo y modernidad, funky y retro, Ray-Ban se mantiene a la vanguardia de la fabricación de gafas de sol hasta el día de hoy, una hazaña nada indigna si se tiene en cuenta a la competencia. Sin duda, la compañía continuará teniendo poder de permanencia en la industria, puesto que, a través de las décadas ha evolucionado con las tendencias para dar a la gente exactamente lo que quieren para sus ojos.

Los niños no se quedan atrás con el uso de las gafas, por lo tanto, Andrea Milano y sus tiendas ponen a disposición de los infantes y jóvenes modelos adecuados a ello.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web