Andrea Milano online – Cómo limpiar y cuidar las corbatas

¿Alguna vez te ha caído una gota de salsa blanca en el medio de tu corbata de seda negra? O ¿La mostaza se separó de tu perrito caliente para aterrizar en la parte más visible de la que es tu favorita? No te preocupes, porque Andrea Milano online te ofrece sugerencias efectivas.

Andrea Milano online

Te ofrece concejos efectivos

Por supuesto, el blanco va bien con el negro y el amarillo con el rojo, pero no es la combinación que quisieras tener en tus corbatas. Todo lo que necesitas hacer es seguir estos sencillos trucos de limpieza para asegurarte de que siempre estén listas al ponértelas, sin tener que comprar una nueva para cada evento.

Las corbatas pueden ser enviadas a la tintorería para que las limpien los profesionales. Las que son hechas de seda resultan más difíciles de asear y pueden representar más de un problema, puesto que el lavado en seco tiende a robarles el color y el brillo.

La limpieza en seco elimina la suciedad, pero, a veces, también puede empeorarla, o hacer que las corbatas pierdan parte de su color original en toda el área manchada. Asegúrate de informar a la tintorería sobre el origen de lo que causó el sucio para que pueda ser tratada con el quitamanchas específico.

Si la corbata es más sencilla de limpiar y no requiere que la lleves a la tintorería, puedes probar estos consejos que comparte AndreaMilano para eliminar manchas. Estos métodos funcionan la mayor parte del tiempo, pero si no logras asearla con éxito consulta con un experto.

Como quitar las manchas

Es indispensable recordar que para quitar una mancha, nunca la debes frotar. Limpia suavemente con una toalla, servilleta o un paño limpio. El frotamiento la esparcirá y la empeorará.

No laves la corbata de seda con agua para eliminar la mancha, puesto que es probable que quites el sucio, pero terminará con una imperfección más grande. Si es mantequilla o grasa lo que ha caído en ella, espolvorea abundantemente talco por encima y déjalo toda la noche. El polvo absorberá la grasa y podrás cepillarla con una toalla o paño limpio. En el caso de que esté muy manchada puede requerir que repitas los pasos anteriores más de una vez.

Si has tenido un accidente con esa corbata de seda que te encanta con salsa, tinta, jugo, café, etc., entonces debes sacar la mancha inmediatamente con una toalla o servilleta limpia. ¡No le frotes!, recuerda que si lo haces, se esparcirá el sucio.

Los quita manchas

Puedes comprar un buen quitamanchas que sea apropiado según el tipo de elemento con el que se ha ensuciado. Es recomendable que pruebes el removedor en la parte trasera de la corbata antes de usarlo en la mancha y seguir las instrucciones del fabricante del producto.

Del mismo modo, para manchas más difíciles, primero tendrás que usar un producto suave para tratarlas previamente. Para hacerlo, debes aplicar el removedor en el tejido frotándolo delicadamente durante un minuto aproximadamente.

Prepara en un recipiente agua fría y un detergente suave. Mueve suavemente la corbata en esta solución durante cinco minutos. Después, enjuaga completamente y por ninguna razón retuerzas para eliminar el exceso de líquido.

Después prepara otra solución con vinagre blanco (1/4 de taza) y agua fría (3-5 galones). Dale a la corbata un enjuague final en esta mezcla. Si la exprimes es probable que la tela muestre algunas arrugas. Por lo que es mejor extenderla sobre una toalla limpia y seca. Enróllala sin apretarla. Déjela así de 12 a 24 horas aproximadamente.

Estos son algunos métodos efectivos para eliminar manchas causadas por alimentos y otras cosas. En el caso de necesitarlo no dudes en probarlos antes de pensar en descartarla y tener que comprar una corbata nueva.

Franquicia Andrea Milano: Cómo prevenir y eliminar las arrugas en una corbata

Es más fácil evitar que las arrugas aparezcan en las corbatas que eliminarlas. Para lograrlo sigue estos sencillos consejos. Enróllalas sin apretarlas en exceso mientras las guardas. No las cuelgues por largos períodos de tiempo, puesto que esto tiende a causar marcas permanentes en ellas.

Para enrollar correctamente una corbata debes sostener el extremo estrecho y luego plegarlo uniformemente con el resto, dejando la parte ancha hacia afuera. Coloca el rollo de lado y sobre una superficie plana. Esto aliviará las arrugas en pocas horas, dejándola lisa y lista para usarla de nuevo.

Así mismo, es indispensable que siempre desenredes el nudo de la corbata antes de guardarla. Si está anudada, se pueden formar arrugas permanentes. Para desatar el mismo, sigue los pasos que usaste para atarlo, pero en orden inverso. Si lo haces apresuradamente significará tirar fuerte, lo que puede provocar rupturas en el tejido.

El nudo de la corbata debe tener la cantidad correcta de tensión. Uno demasiado apretado puede arrugarla. También, puedes colgarla durante unas horas, esto ayudará a eliminar los dobleces que se forman debido al uso.

Otras formas de limpiar tus corbatas

Incluso, puedes enrollarla en una toalla limpia y dejarla de ese modo por un día o dos. Esto elimina la mayoría de las arrugas. Después de desenrollar, cuélgala unas horas antes de ponértela. Esta combinación tiene un efecto alisador casi mágico.

También puedes plancharlas ligeramente, pero sin vapor y a bajas temperaturas.  El exceso de calor puede resultar contraproducente para los tejidos, puesto que los debilita. Del mismo modo, para evitar que se formen arrugas durante el viaje enrolla la corbata sin apretarla y asegúrate de que haya suficiente espacio en el equipaje para el rollo, otras prendas no deben apretarlo.

Por otra parte, para limpiarlas puedes llevarlas a la tintorería en lugar de lavarlas en máquina o a mano, con el fin de que no se creen arrugas permanentes. Además, al espaciar unos días entre cada uso de la misma corbata permites que vuelva a su estado libre de arrugas.

Otra alternativa es colgar la corbata en el baño mientras te das una ducha caliente, o sostenerla sobre una tetera con vapor. Sin embargo, no debes permitir que el agua la toque. Para secarla, enróllala en una toalla limpia y déjela por un día.

Lavar una corbata arrugada nunca da una buena imagen profesional. Invierte en un organizador como dispositivo de almacenamiento y mantenlas en un entorno sin humedad para que estén limpias y sin arrugas para usarlas.

Andrea Milano colección 2019 también se ocupa de dar variados y útiles consejos a los papás.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web