Andrea Milano y sus tiendas Las alegrías y la angustia de sostener a mi primer bebé

Los padres de todo el mundo, experimentan sentimientos encontrados cuando tratan de sostener sus pequeños empaques de alegría por primera vez. La felicidad, la aprehensión, la excitación y el miedo son solo algunas de las emociones que pueden sentir mientras sus brazos envuelven con seguridad un ser humano diminuto e indefenso. Andrea Milano y sus tiendas, sin embargo, siempre dicen lo mismo sobre el asunto: que deberían alegrarse y simplemente disfrutar de toda la experiencia.

Andrea Milano y sus tiendasSeguir su instinto de crianza es definitivamente la forma correcta de hacerlo. Sin embargo, tener un conocimiento práctico y aprender algunos consejos sobre cómo sostener a su pequeño también podría ser útil.

Andrea Milano y sus tiendas: La verdad acerca de sostener a un bebé

Abrazar al bebé es, de hecho, uno de los aspectos más placenteros de la crianza. A muchos padres les encanta esta tarea. No hace falta decir que, sin duda, es necesario acostumbrarse y tener confianza en la forma en la que se ha de llevar al bebé, esto es parte integral de la adaptación a esta nueva tarea.

Si desea prepararse para la llegada de su recién nacido, haga un esfuerzo en leer sobre el tema y tal vez ensayar con una almohada pequeña puede ayudar a aumentar la confianza en sí mismo. Visite rápidamente la sección de padres de su librería local o simplemente revise los artículos que le ofrece Andrea Milano online, para obtener algunos consejos necesarios sobre el cuidado de su primer bebé.

Consejos para sostener a un bebé

Como padre primerizo, debe ser consciente de que ciertas situaciones pueden requerir diferentes formas de sostener a su bebé. Aquí hay algunas técnicas útiles sobre cómo hacerlo correctamente.

Sujeción en la cuna:

Esta técnica es probablemente la forma más simple y natural de llevar a un bebé. Básicamente, usted tiene que colocar la cabeza de su bebé en el surco de su brazo dominante. Después, envuélvalo con el otro alrededor de su cuerpo o simplemente úselo como soporte. Esta es una excelente posición si desea mirar o hablar con su pequeño. Muchos recién nacidos duermen mejor cuando se les sostiene de esta manera.

Sujeción del vientre:

Ponga el pecho de su bebé en la parte superior de su antebrazo y usando su otro brazo, asegúrelo poniéndolo sobre su espalda. Como alternativa, también puede acostarlo transversalmente en su regazo. Aquellos que presenten gases seguramente se beneficiarán mucho al ser sostenidos de esta manera.

Sujeción de Cadera

Puede utilizar esta técnica tan pronto como el bebé desarrolle una cierta habilidad para controlar el cuello y cabeza. Simplemente acueste al pequeño boca abajo, sobre su antebrazo mirando hacia afuera, con el otro brazo, asegúrelo envolviéndolo alrededor de la cintura, en una posición sentada en su cadera izquierda o derecha. Esto no solo le proporciona una extremidad libre, sino que también es una manera estupenda para que el crío perciba el mundo que le rodea.

Sujeción del hombro:

Incline al bebé en uno de sus hombros mientras le proporciona el apoyo lateral necesario usando el mismo brazo. Asegúrese de envolverlo alrededor de las nalgas del bebé para darle soporte. Usando su otra extremidad libre, cerciórese que de que el cuello y la espalda del crío estén firmes. Estos normalmente duermen bien en esta posición.

Entonces he aquí, lo esencial de sostener al bebé, aunque, la tarea puede parecer desalentadora al principio, no debe tener miedo de probarla. Solo tenga presente que la alegría de cargarlo definitivamente hace olvidar la angustia.

Andrea Milano y sus tiendas Entendiendo el juego del llanto

Como regla general, no debe culparse cada vez que su bebé llora. Es normal que este lo haga cuando necesitan algo. De hecho, un estudio realizado por la Universidad de Londres reveló que no existe una relación significativa entre el llanto constante y la paternidad ineficaz. Tal y como lo sostiene la franquicia Andrea Milano, llorar es simplemente el lenguaje del mismo.

Descodificación del lenguaje

Al principio, el llanto es el principal medio que usa el bebé para transmitir sentimientos de hambre, angustia, agotamiento, soledad, etc. Pero a medida que su pequeño crezca, se acostumbrará a otras formas de comunicar sus necesidades y emociones. Estas habilidades adicionales típicamente incluyen el lenguaje corporal, expresiones faciales y a su debido tiempo, el habla.

Calmando los gritos

Antes de que su bebé desarrolle la capacidad de comunicarse verbalmente, necesita hacer uso de las diferentes maneras de lidiar con sus incesantes llantos. Aquí hay una serie de consejos valiosos para ayudarle a calmar los sollozos.

1) Aprender el idioma

Al adquirir conocimientos sobre los signos de advertencia previos al llanto, tales como inquietud, expresiones faciales agitadas, pequeños fruncidos de ceño, agitación de los brazos, cambios respiratorios y cosas por el estilo, usted será más capaz de saber si su bebé está hambriento, cansado, asustado o abrumado. Y al actuar en respuesta a las sugerencias, tiene una mayor probabilidad de prevenir un ataque de llanto a gran escala.

2) Alimente a su bebé

Las barriguitas no son capaces de contener una cantidad de comida que puede durar varias horas. En consecuencia, debe reconocer la necesidad de darle a su bebé pequeñas porciones de alimentos, pero frecuentemente.

Cuando se trata del apetito, por lo general, los bebés experimentan un deseo cada vez mayor por la comida que complementa los brotes de crecimiento. Así que asegúrese de alimentar a su pequeño para evitar los ataques de llanto.

3) Responda con prontitud

Muchas personas tienen una idea errónea, de que si un padre responde a un bebé que llora de inmediato, este en realidad está malcriándolo. La verdad es que cuanto más demore la respuesta, más angustia sentirá el pequeño. En poco tiempo, ni siquiera recordará qué fue lo que desencadenó el ataque de llanto. Los sollozos simplemente seguirán y este será más difícil de tranquilizar.

Si está amamantando, intente responder rápidamente a las señales de hambre de su pequeño. Un bebé que llora a gran escala, tendrá una succión menos organizada y puede experimentar dificultades para engancharse al pecho. A veces, simplemente chupará por un rato y luego se adormecerá debido al agotamiento.

4) Lleve a su bebé en brazos

Algunos estudios han demostrado que llevar a los bebés de un lado a otro, puede impedir que lloren. Para reducir el estrés de hacerlo constantemente, puede usar un cabestrillo, envolviéndolo firmemente contra su cuerpo.

5) Haga uso de sonidos relajantes

Cantar una canción de cuna o tocar música clásica suave puede ser una herramienta útil para calmar a su bebé. Las melodías de Beethoven, Brahms y Back están incluidas en la larga lista de discos recomendados.

Estas fueron solo algunas de las formas más comunes y efectivas de calmar a un bebé. Puede encontrar otras técnicas prácticas, simplemente navegando por la Internet o esperando nuestra próxima publicación.

 

 

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web